Portada » ‘Los amos del aire’ apunta al cielo para cerrar la trilogía de la Segunda Guerra Mundial de Steven Spielberg y Tom Hanks | Televisión

‘Los amos del aire’ apunta al cielo para cerrar la trilogía de la Segunda Guerra Mundial de Steven Spielberg y Tom Hanks | Televisión

by Isabella Walker
0 comment

En 2001, tres años después de finalizar el año Salvando al soldado Ryan, Steven Spielberg y Tom Hanks regresan a la Segunda Guerra Mundial. Esto lo vio como productor, acompañado por Gary Goetzman y en televisión. hermanos de sangre se ha convertido en un clásico del género bélico tras el éxito, en 2010, El Pacífico, ambas en HBO. Si el primero disparaba contra la infantería, el segundo se concentraba en la marina. Ahora, ese equipo que ha recopilado en formato capítulos las historias del ejército entre soldados del mundo donde más víctimas ha completado su épica trilogía televisiva dirigiendo su mirada al cielo.

Los amos dell’aria (los dos primeros episodios ya están disponibles en Apple TV+, habrá uno nuevo cada semana hasta completar la nueva miniserie) como punto de partida del libro homónimo de Donald L. Miller, adaptado a la televisión por el guitarrista John Orloff, quien hace 23 años estuvo en el equipo de escritores Hermanos de sangre. Sus protagonistas son los hombres del Grupo de Bombardeo 100 de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos. Antes de llegar, los bombarderos británicos sólo se equiparon para misiones nocturnas, que eran más seguras pero menos efectivas. Los estados más densos corrieron con más frecuencia ataques diurnos, más efectivos para lograr objetivos como ferrocarriles, refinerías de petróleo y ministros esenciales de la maquinaria nazi alemana. Sufren tasas aún más bajas: más del 70% son muertos, herederos o capturados.

Los actores Austin Butler y Callum Turner interpretan la voz del cantante principal. Interpreta a dos hombres reales con historias que reflejan la serie, Gale Cleven y John Egan. La diferencia entre otros luchadores, sus amigos de estos años y su relación guía al espectador hacia las misiones a las que se enfrenta. “Este período siempre me ha fascinado e intrigado y tú eras un gran admirador de él. hermanos de sangreEl Pacífico”, dice Austin Butler en una entrevista por videollamada. “Cuando tuve la oportunidad no lo pensé”, afirma el actor, nominado al Oscar en 2023 por elvis. Callum Turner, sentado a su lado, describe como “un honor poder interpretar a personas que cambiaron los rumores de la guerra y ayudaron a salvar el mundo”. “Recuerdo que cuando tenía 22 años y trabajaba con mi agente, siempre decimos que queremos buscar algo así hermanos de sangre. Muchos actores jóvenes se han comprometido con esto, Tom Hardy, Michael Fassbender, Andrew Scott…”, continúa.

Una imagen del primer episodio de ‘Los amos del aire’.

Tus personajes tienen personalidades opuestas. Frente al estoicismo, la serenidad y las pocas palabras de Gale Cleven (balde para amigos), John Egan (Bucky) es extrovertido, desdeñoso y sociable. “Una de las cosas que aprendimos es que cualquiera que sea tu tipo de personalidad, cuando estás en guerra, se multiplica por 10. Si eres introvertido, serás 10 veces más introvertido. Si eres extrovertido, serás 10 veces más extrovertido”, informa Turner. “Lo más importante cuando te subes a ese avión es proteger a quienes están cerca. Esa hermandad es el corazón de todo. Pasamos mucho tiempo juntos construyendo esta relación”, añadió Butler.

Como preparación para sus papeles, los actores recibieron dos semanas de entrenamiento con las hordas de Dale Dye, consultor técnico y veterano de la Marina que, nuevamente, también ayudó en las otras bellas producciones. “Fue algo bueno porque pudimos conocernos y compartir nuestros problemas. Aprendemos cómo derribar y apagar un avión, qué significa y dónde están todos los botones del panel de control de un avión, cómo disparar, cómo preparar bombas… Además, damos la pegmentación como una triplicación que Nos ayudó a dar impulso al rodaje. Fue una grabación de 10 meses, que es un mes, y esas semanas nos ayudaron a construir esa unidad y conocimiento de que teníamos un objetivo común”, describe Turner.

Los actores Barry Keoghan y Austin Butler (primer mandato), en ‘Los amos del aire’.

Los actores también entendieron rápidamente el alcance del costo emocional y el costo que la guerra tuvo para los combatientes. “Hasta ahora hemos estado hablando de una zona de guerra, era el lugar más violento del planeta. La pérdida de lo que creían que habían hecho esos hombres fue inmensa. En la tercera misión de la serie, en África, con 27 aviones y sólo 11 aterrizando. Imagínense el país que hay allí en sus almas, sus corazones y sus mentes”, responde Callum Turner. Mostrar las consecuencias y el daño físico y emocional que sufren estos hombres de guerra es uno de los principales objetivos de la serie.

Para recrear ese infierno, los responsables de producción pidieron la mayor autenticidad posible. Pusieron especial esfuerzo en recrear el avión B-17 que se utilizaba en ese momento. Aunque algunos de estos dirigibles todavía no tenían las capacidades necesarias para un rodaje, por esta razón decidieron construir su propio B-17 desde cero. Se diseñaron dos réplicas, una que podía entrar en la pista y otra que se podía retirar. La construcción duró unos meses. De esta forma, los actores pudieron captar dentro de una cabina idéntica a la del B-17 a través de Cuyas Ventanas Veian, en enormes pantallas LED, el resto de dirigibles o los ataques que recibían los Flak, la defensa antiaérea alemana. “Fue una experiencia increíblemente inmersiva”, coincidieron los dos actores. Además, se construyeron 80 edificios para recrear la base militar, desde los barracones donde dormimos, hasta los sótanos donde comíamos o la capilla. “Nos dimos un mapa para ayudarnos a orientarnos, ya que la época era estupenda”, recuerda Callum Turner. “Esta combinación de tecnología y aprovechamiento de la vejez fue una experiencia muy especial. Gary Goeztman, Steven [Spierlberg] y tom [Hanks] No dejaron ni una piedra sin pecado para talarlo”, completa el actor.

Austin Butler y Callum Turner, en el cuarto capítulo de la serie “Los amos dell’aire”.

Durante los meses de grabación, los actores fueron testigos de la complicación de conducir en tiempos de pandemia. “Para ser honesto, uno tiene más preocupación por no contagiar Covid que por cualquier otra cosa. E, inevitablemente, todos cogimos la covid en momentos diferentes”, recuerda Callum Turner. A pesar de ello, y de la responsabilidad que sentíamos por la historia que contábamos, también hubo momentos de liberación. “Tenemos un coreógrafo que nos da clases de baile. Lo aprendimos durante el entrenamiento, donde aprendimos a pilotar un avión, bailar, cantar… Leemos lecciones todo el tiempo. Hubo varias secuencias con movimientos de baile que estaban bastante bien, y esos días fueron muy entretenidos”, recuerdo.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Recibe el boletín de televisión

Toda la actualidad de canales y plataformas, con entrevistas, novedades y análisis, además de consejos y críticas de nuestras publicaciones periódicas.

PUNTIAGUDO


You may also like

Leave a Comment