Portada » ‘Machos alfa’ entra en el amparo y el consentimiento: “En España tenemos inculcado el hecho de llamar” | Televisión

‘Machos alfa’ entra en el amparo y el consentimiento: “En España tenemos inculcado el hecho de llamar” | Televisión

by Isabella Walker
0 comment

“Con la comedia se lubrica todo”, afirma Fele Martínez. pregunta para esto machos alfa, Después de haberse enfrentado a sus cuatro protagonistas en un curso de deconstrucción de la masculinidad para intentar adaptarse a la nueva realidad social, se lanzan en la segunda temporada -que se ha estrenado en Netflix- para tratar temas como el amor sexual en el ámbito laboral o los límites. de consentimiento. Para hablar de los supuestos con los que comienza la serie, nos reunimos con sus actores protagonistas, Raúl Tejón, Kira Miró, Raquel Guerrero y Fele Martínez. Lo podréis escuchar en los talleres de Netflix en Madrid mientras comentan entre ellos las guías de la tercera temporada, que están listas para publicar en unos días. Y entre muchas risas y bromas, la conversación tiende a tornarse seria.

La serie plantea al extremo, y con humor, situaciones que cualquiera puede vivir. Incluso cualquier verso puede identificarse en estos ojos perdidos, tal como se describen los actores y personajes. Incluso si las acciones y palabras que salen de tu boca son a veces cuestionables, no son juzgables. “Si quisiera interpretar a los personajes, me lo habría preguntado en el camino. Son pederastas, violadores, asesinos, psicópatas…”, responde Raúl Tejón. Sostiene que la comedia demuestra que los temas serios leen mejor al espectador, pero tiene una pregunta: esa comedia es buena. “El humor no puede ser la excusa para todo, y hay tipos de humor que nos hacen enfademos mucho. Lo bueno de esta serie es que no le señala a nadie que sea una broma o un engaño, somos iguales que todos, porque estamos todos perdidos, y sí, como espectadores, podemos identificarnos con ella. Con humor mal escrito no vale nada. El argumento es que hoy nadie puede hacer humor en absoluto y es mentira, si es que se puede hacer humor en absoluto, pero buen humor, ningún humor que señale la distinción de la gente que regresa.”

Gorka Otxoa, Fele Martínez, Raúl Tejón y Fernando Gil, los cuatro protagonistas de ‘Machos alfa’, en la segunda temporada de la serie.MANUEL FIESTAS/NETFLIX

En los nuevos capítulos, uno de los protagonistas deberá afrontar las situaciones de su nuevo trabajo. Incluso si pone el consentimiento sexual sobre la mesa. Estoy convencida de que afecta al mundo entero y a los problemas estructurales de la sociedad, pero la publicación de las acusaciones de violencia sexual que recibió del director Carlos Vermut ha puesto a la industria audiovisual en el centro de la conversación sobre los temas tratados. machos alfa. Las preguntas son obligadas: ¿Los actores viven o conocen situaciones sexuales en torno a la obra? “El patriarcado es estructural, fuimos creados en un sistema patriarcal donde todos somos vívidos, vistos y consentidos. No es una cuestión de nuestra industria, pasa por los despachos de abogados, entre los arquitectos, entre los cajeros de los bancos…”, dice Tejón. “No sólo sirve a la industria audiovisual, sino a todos los niveles. Y estás bien, ¿por qué tengo que aprender ciertas conductas?”, continúa Raquel Guerrero.

“Estamos en Netflix y tienen un compromiso con eso. Antes de empezar a trabajar en casa teníamos una charla de hora y hablábamos de todas las situaciones en las que no teníamos consentimiento, incluso situaciones en las que no creíamos que podíamos hacerlo, pero que podíamos acosar a alguien”, explica Tejón. quien menciona también la importancia de introducir la figura del coordinador de intimidación en series y películas: “Tú decides ahora qué sí, qué no y dónde. Antes de que el director decida. Sí, esto no se puede tolerar, porque el director debe contarle a un historia, pero no decidir sobre el corazón de una pareja”, continúa el actor.

Raquel Guerrero y Kira Miró, en un momento de la segunda temporada de ‘Machos alfa’.MANUEL FIESTAS/NETFLIX

Atención, que el movimiento Me Too surgido en 2017 en Estados Unidos no llega a España y otros países de su entorno. Para Kira Miró, una de las posibles explicaciones es que “tenemos más inculcado el llamado al fuego”. “En Estados Unidos los actores también están posicionados a nivel político y no tienen muchos problemas. Aquí si puedes posicionarte como veterinario”, afirma la actriz. “Creo que buscar un Me Too como alguien no tiene ganas, a menos que sepas las cosas que se ponen encima de la mesa y estés buscando soluciones”, añade Raquel Guerrero. “Cada vez hay que hablar o no”, continúa Miró. “Por el motivo por el que llamas no estás posicionado. Todo el mundo está en un momento determinado de su vida y prefiere no exponerse ni hacer que le guste contar cosas. Pero hablo de esto como de maternidad, de soledad, de tus obras… Parece que siempre hay que hacer discursos de todos los temas muy bien formados, sólidos, y hay que pensar en todo. Sí, es terrible porque a veces estás perdido y tienes miedo de tener que hablar de un tema que no te gusta por quién eres o no, con quien realmente quieres relacionarte con algún dueño”. “Por eso me encanta cómo hablar con los personajes, algunos tienen cero filtros y es una liberación liberadora”, intercede Fele Martínez.

Raquel Guerrero y Fele Martínez, en un momento de la segunda temporada de ‘Machos alfa’.MANUEL FIESTAS/NETFLIX

Tanto Tejón como Guerrero enfrentaron dificultades para saber qué hacer a la hora de separar al artista de su creación. “No podemos confundir el corazón artístico con el creador, porque si no tendemos a borrar la mitad del cine universal, de los escritores, de los artistas… Cuando pare estos temas, me atacarán durante un mes de niños, planteo Años pensando en esto, me genera mucho conflicto”, dice Tejón, y concuerda Guerrero.

“Lo que está claro es que en esta profesión hay una parte física, una barrera que se rompe desde el primer día. En otras profesiones la gente no se toca hasta la fiesta de Navidad, y aquí el primer día un señor que no sabe nada tiene que mirarlos con amor, tocarlos, beberlos. Por eso cuidé mucho la intimidación, porque durante muchos años pude tener confusiones que no se daban en otras profesiones. Hubo abusos de poder por todos lados, pero no ese contacto físico que hubo desde el primer momento”, reflexiona Kira Miró. Raquel Guerrero continúa: “Creo que el abuso de poder existe en todas partes en los casos en los que él ha podido Lo viven personalmente, algunos han estado en el entorno audiovisual, pero otros no tienen nada que ver.” “¿Y quién no ha metido la mano en el metro? Tejón. “Pero los límites cambian, gracias a Dios”, prosigo. “Sí , pero abandonar el aprendizaje es complicado. Yo también estoy perdida en esto y estoy intentando encontrarme a mí misma”, continúa Kira Miró. Sí, precisamente, todo al respecto. Machos alfa. Pero con comedia, para lo que encaja mejor.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Recibe el boletín de televisión

Toda la actualidad de canales y plataformas, con entrevistas, novedades y análisis, además de consejos y críticas de nuestras publicaciones periódicas.

PUNTIAGUDO

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


You may also like

Leave a Comment