Portada » Irán de hace un momento | Internacional

Irán de hace un momento | Internacional

by Isabella Walker
0 comment

Las conexiones de las milicias proiraníes en Estados Unidos lo tenían todo. Poco después de que el presidente Joe Biden dijera que había decidido cómo responder al ataque con drones que pasó sobre tres soldados estadounidenses en una base militar en Jordania el sábado, el grupo responsable, Kataeb Hezbollah, anunció la suspensión de todas sus operaciones contra las Tropas norteamericanas. . El pretexto de evitar dejar a Irán en el gobierno iraquí ha evitado la presidencia iraní.

La República Islámica siguió el ejemplo de la agresión de la milicia iraquí, uno de las decenas de grupos iraníes que se lanzaron contra las tropas de EE UU en Irak y Siria tras iniciar la guerra en Gaza el 7 de octubre, pero el primero que causó bajas mortales. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Naser Kanaani, dijo que les llaman “grupos de resistencia”no seguir las ordenanzas de la República Islámica. Es una guía que llena años repetidos. La Guardia Revolucionaria, el ejército ideológico del régimen iraní, tiene tejito un equipo de alias grupos armados en toda la región que le sirve para promover sus intereses cuando actúa como parapeto en caso de que pidan cuentas por sus acciones.

La fórmula no es nueva, pero Irán ha logrado dotarla de cohesión ideológica como respuesta a la existencia de Israel y la presencia militar estadounidense en su vecindario. Los vínculos de la Guardia Revolucionaria con el Hezbolá libanés, el Hamás palestino, las fuerzas del Movimiento Popular Iraquí (que se llama Kataeb Hezbolá), las milicias pro El Asad de Siria e incluso, en particular, nunca han sido un secreto. Movimiento hutí. A pesar del embargo, desde que Israel declaró la guerra a Hamás después del 7 de octubre, los pedazos de este país han comenzado a caer.

Algunos analistas han sido testigos de una difícil operación desde Teherán en la que esos grupos suelen intentar un pulpo –usando el ejemplo del ex primer ministro israelí Naftali Bennett– que actúa de manera concertada. Incluidos quienes subbrayan los intereses locales, y el menú de oportunistas, de cada una de las formaciones tachan del acto cínico de los iraníes responsables declarando favores a sus acciones. Al fin y al cabo, todas las milicias dependen más o menos del entrenamiento y del armamento, cuando no de la financiación, de la República Islámica.

Espera un momento, los líderes de tus combatientes de la resistencia ahora están como anillo al dedo. Recurrió a la administración Biden antes de una elección esperada: ya sea para atacar a Irán directamente y abrir la puerta de las verdades —confirmando las acusaciones iraníes de intervencionismo—, o para seguir calibrando la respuesta mientras sus atacantes permanecen en silencio. Pero esta tensión parece haber traspasado una línea roja con la muerte de los tres militares de EE UU. No está claro si el giro arrepentido de Kataeb Hezbolá es el resultado de 48 horas de intensa presión entre los militantes sobre Irán, o si la decisión de la milicia – de pasar a una “defensa pasiva” – es una táctica para marcar su eventual reacción a la respuesta de Washington. ya que la autodefensa fue una verdadera batalla iraní.

A pesar de la opacidad que caracteriza al régimen islámico, parece claro que no está interesado en escalar el conflicto hasta el punto de involucrar a sus fuerzas, porque ello podría poner en peligro su supervivencia. En ese momento, el siguiente paso de Kataeb Hezbol destruyó a numerosas críticas. en línea entre los grupos resistentes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


You may also like

Leave a Comment